Applus+ opera diferentes programas de inspección de vehículos bajo una amplia gama de modelos de operación en red en función del país y la jurisdicción bajo los que opere. El modelo apropiado debe encajar con la política, cultura y demografía del país.

En general, hay tres tipos de modelos operativos: centralizado, descentralizado e híbrido; y Applus+ puede proporcionar soluciones para todos los modelos.

Un programa efectivo de inspección periódica de vehículos comienza con un mandato gubernamental estratégico que proporciona información sobre quién administrará el programa y qué recursos administrativos son necesarios para realizar todas las funciones del programa, como la gestión de proveedores de servicio, relaciones con los medios de comunicación, responsabilidad social corporativa y garantía de la calidad. Applus+ puede ofrecer directrices a los gobiernos sobre cada programa que deseen operar basándose en el profundo conocimiento y entendimiento que Applus+ posee de cada modelo.

Applus+ puede poner en marcha con éxito un programa de inspección de vehículos independientemente del modelo operativo. Basándose en su detallado conocimiento del mercado local y su experiencia global, Applus+ gestiona diversos programas de inspección de vehículos bajo los siguientes modelos:

Modelo centralizado:

El servicio generalmente lo presta un solo proveedor que gestionará todos los aspectos del servicio y que controlará toda la gestión del sistema de forma centralizada. Los centros de inspección son instalaciones exclusivamente dedicadas a realizar inspecciones y deben ser totalmente independientes de cualquier actividad de reparación de vehículos. Applus+ opera este modelo con mucho éxito en Irlanda. En 2017, Applus+ ha empezado a operar en Costa Rica bajo el modelo centralizado. 

Modelo descentralizado:

Una red descentralizada o independiente está compuesta por diferentes proveedores independientes que reciben licencia gubernamental de forma individual para prestar servicios de inspección de vehículos. Se especifican los requisitos mínimos de equipos, instalaciones y tecnología de la información (TI). La formación y las licencias de las personas encargadas de realizar las pruebas de vehículos las deben llevar a cabo operadores independientes. Applus+ opera programas de inspección de vehículos bajo este modelo en DinamarcaEspañaFinlandia  y USA.

Modelo híbrido o en franquicia:

El gobierno autoriza a uno o más operadores para operar una red controlada de pruebas a vehículos en una provincia o estado específico. Los operadores deben tener experiencia internacional en la operación de la red de inspección de vehículos y operan diferentes franquicias en un territorio determinado. El operador debe proveer al franquiciado con sistemas operativos de TI y con equipos para los ensayos; y es el responsable de mantener las normativas en su red de franquicias.

Este modelo funciona en inspecciones de emisiones de Illinois.